Stretching Hindú


El Stretching Hindú es una de las técnicas de masaje más antiguas que se conocen.

Su origen proviene de los antiguos monasterios hindúes, y nació como una técnica que permitía desentumecer, estirar y equilibrar el cuerpo tras permanecer durante muchas horas sentados en la misma postura, y que hoy en día ha derivado en lo que conocemos como masaje tailandés.

El Stretching Hindú consta de más de 100 movimientos enlazados entre sí que proporciona un masaje al cuerpo de manera global e integral. Estos movimientos están inspirados en las asanas (posturas) de Yoga y, que como ellas, buscan la apertura física, sensorial y energética, así como la relajación profunda de todo el cuerpo basándose en dos premisas esenciales: la respiración y la consciencia.

Durante la sesión de Stretching Hindú (1h 30 minutos aprox. de duración), la persona que recibe el masaje permanece tumbada en un estado de total abandono sin intervención de su cuerpo ni de su mente. Es el masajista quien se encarga de movilizar el cuerpo a través de estiramientos graduales, profundos y mantenidos que permitirán ir soltando las tensiones físicas y mentales de forma progresiva y suave.

La sensación tras la sesión de Stretching Hindú es muy placentera. Es una invitación a mejorar el conocimiento y conciencia del propio cuerpo, a “sentirse”, a “percibirse” y a reconectar con nuestra esencia, con nuestro cuerpo, aquí y ahora, lo que nos permitirá vivir más plenamente. Se trata, en definitiva, de una práctica meditativa sin igual. Sin duda la regularidad es la clave para obtener el máximo beneficio del masaje.

Para ver un video demostrativo de lo que es el Stretching Hindú pincha aquí

Para más información o cita contacta con nosotros. Atendemos también a domicilio.