Yoga Diversidad Funcional

“El Yoga puede ser practicado por cualquier persona. Es el Yoga el que debe adaptarse a las personas, y no al revés”


 Por  “Diversidad Funcional” se entiende que una persona tiene diferentes capacidades que otras y, por tanto, requiere de unas necesidades especiales para las actividades cotidianas. Por tanto, Yoga para la Diversidad Funcional, es la práctica de Yoga dirigido hacia aquellas personas que presentan algún tipo de enfermedad englobadas dentro de las denominadas “Diversidad Funcional”, por ejemplo, esclerosis múltiple, fibromialgia,  daños cerebrales, disfunción motora,…

La propuesta en las clases de Yoga para Diversidad Funcional se basa en un trabajo corporal suave, en el cual el estiramiento muscular irá variando en intensidad en función de las capacidades de cada uno, siempre desde el respeto a uno mismo y sus limitaciones. Para ello, se cuenta con la ayuda de distintos elementos, como por ejemplo, mantas, cinturones, cojines, sillas,… que ayudarán a que las asanas (posturas) se realicen sin sobrepasar los límites. Se trabaja tumbados o sentados, para así no requerir una actividad física innecesaria que pueda derivar en tensión.

En las clases de Diversidad Funcional, se enfatiza en el movimiento lento, pausado y consciente, un movimiento que busca sensaciones tanto en nuestro mundo interno como el externo, de modo, que las capacidades sensoriales, perceptivas, cognitivas, expresivas, afectivas,… se vean potenciadas.

Moverse así requiere de observación, de presencia, de atención, voluntad y tesón. Todo esto proporciona la satisfacción de conseguir las cosas por el propio esfuerzo, autonomía, seguridad, dominio, confianza y autoestima.


Para más información contacta con nosotros. Clases reducidas.